Nazis en La Palma

www.palmerosenelmundo (8)

Hay momentos, en los que la vida pone frente a tí, a personas que han formado parte de la historia, recuerdos imborrables que quedaron de niño y que ahora, en la edad de la experiencia resurgen para que no mueran en el olvido.
Resumir una vida es muy complicado, sobre todo a sabiendas que tras esa mirada de anciano te está hablando un niño.
Tilman nace en Alemania en 1935, Hitler subía al poder dos años antes y Europa comenzaba a tambalearse.
Cuando la contienda termina, Tilman ya tiene nueve años y un niño que ha vivido en directo una guerra deja de serlo a los cinco.
Mi primera pregunta fue ¿Recuerdas al primer soldado aliado que viste frente a ti?…- Nunca me podré olvidar de aquel soldado inglés, me dio chocolate -….
Su padre fue soldado del el führer y le contaba la guerra desde el campo de batalla, aunque recuerda a la perfección los aviones aliados lanzando bombas, los bunkers y la derrota alemana a manos de los rusos.
A los 16 años, Tilman oye por primera vez hablar de las islas Canarias y de su relación con la Alemania Nazi.
Como es bien sabido, Hitler deseaba el poder absoluto y no dudó en crear su propio cuerpo de historiadores, un equipo de profesionales que recorrerían el mundo en busca de lo que él llamaba “el santo grial”.
Canarias, fue punto clave en esta búsqueda, pero en especial Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Palma, pues se pensaba que la Atlantida se encontraba sumergida bajo nuestras aguas.

La Secta de Thule, nombre que recibían estos historiadores, llega a La Palma a finales de los años 30 con el fin de investigar la gran escalera que se encontraba sumergida junto a las costas de Santa Cruz de La Palma (hoy derruidas por el puerto), pero Franco, presionado en parte por Inglaterra no les deja campo libre y decide construir dos guetos principales en la isla, Vista Valle y Celta.
Estos alemanes formaron sociedad en la isla, creando familias, colegios, tiendas, pero bajo la vigilancia del régimen franquista.
Al terminar la II Guerra Mundial, muchos nazis huyeron de Alemania y residieron en La Palma apoyados por estas comunidades, algunos menos conocidos se establecieron definitivamente, otras familias, manos derecha de Hitler y responsables del genocidio a los Judíos y gitanos se establecieron esporadicamente pues sabían que los judíos se encontraban en las islas vigilantes a cualquier error para darles caza y llevarlos ante la justicia.
Pero, estos cazadores, no podían apresar a ninguno, pues Franco no iba a permitir detenciones en suelo español, por lo que decidieron tomarse la justicia por su mano.
Uno de los casos más sonoros, fue el asesinato de una joven alemana en Vista Valle, apareciendo muerta flotando en su piscina particular, aunque se investigó dicho asunto, se hizo borrón en las actas judiciales, pues era la hija de uno de los directores de los campos de exterminio.
Tilman, recuerda muy bien este caso en concreto, pues la joven llegó a La Palma en un U BOAT o submarino alemán.
Santa cruz de La Palma, se encontraba estrechamente vigilada y los alemanes que huían, entraban por el puerto de Tazacorte, otras en lanchas desde la lejanía, pero en todos casos, cada persona que llegaba venía acompañada de kilos de oro.
El movimiento era continuo, los vehículos entraban y salían de los guetos amparados por la oscuridad, pues los alemanes y sus familias recalaban en La Palma a la espera que que otro U BOAT los recogiera para trasladarlos a Argentina, el puerto de la capital, se encontraba fuertemente vigilado y la única manera de huir era bajo los propios submarinos alemanes.

Hoy Tilman, se siente más palmero que alemán, por lo menos en sentimientos, pues lleva más de media vida luchando por que nuestra cultura e historia no se pierda en el olvido.
Siempre digo, son ellos, los extranjeros, los que respetan y dan a conocer nuestra cultura, nosotros, los de aquí, destruimos y no respetamos la tierra que nos vio nacer.
Fotografía U BOAT U 524 hundido en el norte de La Palma.

Roque Niquiomo

En el siglo XVII, la Villa de Mazo no contaba con manantiales de importancia para el abasto público.
La única fuente conocida por entonces era el manantial del pico de Niquiomo, pero solo las clases más pudientes podían hacer acopio de este lugar.
Existían en toda la isla aljibes de TEA de grandes dimensiones donde se almacenaba el agua potable, Gaspar Fructuoso escribió que los médicos que visitaban la isla, se asombraban de la calidad de sus aguas y que los Palmeros eran personas sanas gracias a esta.
Para evitar la penuria de los vecinos más pobres, el obispo Martinez de La Plaza ordenó en 1789 la construcción de aljibes, charcas y pozos en todo le municipio de Mazo.

En 1941, se trasladan a La Palma el profesor de Historia de La Laguna Elías Serra Ráfols y su alumna Avelina Mata para profundizar sobre la historia aborigen. Fruto de esta investigación, descubren el Parque Arqueológico de La Zarza y La Zarzita en Garafía y el Pico de Niquiomo en la Villa de Mazo.
Este último, por pura casualidad, pues un vecino de Mazo informó de que arriba en el Monte, había una fuente que daba de beber a todo Mazo y que de pequeño recordaba ver vasijas de barro en pequeñas cuevas.
Por medio de un mapa propiedad de don Juan Álvarez que nombra la fuente y la cueva de Niquiomo es descubierto el lugar entrando en el Registro de Espacios Naturales.
El último yacimiento fue descubierto en el 2015 y consta de trozos de vasijas de barro con una antiguedad superior a los 1000 años.

21-10-2015 (33)

Un torpedo en La Palma

El 10 de Diciembre de 1907 atraca en La Palma el buque Goeland (Gaviota), perteneciente a la armada británica con 120 marinos.
Al bajar a tierra, su capitán Reynolds Sibly observó que sobre el puerto, había un torpedo submarino Whitehead, lo que puso a toda la tripulación en alerta.
Fueron algunos años antes, cuando unos pescadores, encontraron dicho torpedo en las costas de Fuencaliente y lo trasladaron a puerto pensando que era una boya de pesca.
El capitán Sibly, ordenó rápidamente la evacuación y con sumo cuidado, el torpedo fue trasladado frente al castillo de Santa Catalina donde con fusiles Mauser fue destruido, la explosión hirió a varias personas y hubieron grandes daños materiales.
Si el torpedo hubiera hecho explosión en tierra, la onda expansiva alcanzaría los 500 metros.
Fotografía Goeland I

John Lee

A comienzos de Marzo de 1943, aparece en las costas de Mazo el cadáver mutilado de un soldado británico de nombre John Lee.
John, pertenecía a La Marítime Regiment Royal Artillery de la marina real Británica y su destino era dar apoyo marítimo a los barcos que trasladaban alimentos y maquinaria desde los EE.UU a Gran Bretaña, pero los U2 (submarinos alemanes) hundieron el barco escolta y el cuerpo de lee fue traído por las corrientes marinas.
En 1951, el Consul Británico en Canarias solicitó oficialmente al ayuntamiento que se le cediera el trozo de terreno donde descansaba su compatriota. Eran estos momentos difíciles, pues gobernaba Franco y España era neutral a la Segunda Guerra Mundial, tuvieron que pasar algunos meses para que se aprobara la solicitud y por fin el 21 de Julio de 1951 se aprueba por el entonces Ministro de La Gobernación Blas Pérez González que ese trozo del cementerio sea declarado suelo inglés.
Fuente: Cirilo Velazquez Ramos – Historia general de Villa de Mazo.
Fotografía: Palmeros en El Mundo.

La leyenda de Arecida

La princesa Arecida.
La isla de La Palma, cuenta con un gran patrimonio sobre leyendas y fábulas que dan nombre a lugares.
A lo largo de estos meses, hemos nombrado el porqué barrios, zonas y calles llevan nombres peculiares que tanto nos llama la atención.
Hoy nuestra historia, nos lleva a Mazo de la mano de don Félix Duarte (Cronista oficial de Mazo) en el que una mujer y un asesinato dan nombre propio a rincones de la isla.

En la Villa de Mazo, con nombre aborigen Tigalate, vivía la princesa Arecida, mujer hermosa y de raza pura, hermana del capitán Gerehagua jefe de Belmaco y de todo Tigalate.
Amiga de un cristiano herreño de nombre Jacomar, bajaron a la costa donde se encontraron castellanos que venían en busca de agua y alimentos. Estos hicieron presa de ambos para su posterior venta como esclavos.
Jacomar informó a los castellanos que el era cristiano y que no podía ser vendido como esclavo y en la desconfianza del momento, le pidieron que asesinara a Arecida para demostrar la veracidad de sus palabras. Este asestó varias puñaladas a la princesa dándole muerte en el lugar.
En 1445, Jacomar vuelve a La Palma y hace amistad con un aborigen de su misma edad al que cuenta la historia del asesinato sin darse cuenta de que ese hombre era el enamorado de Arecida, este, por venganza da muerte al asesino de su amada.
La princesa era tan querida y admirada en la isla, que dio nombre a un pago de Tijarafe -ARECIDA- y su vengador dio nombre a una montaña y a una fuente de la Villa de Mazo Tiramazán.

Fuente de Las Goteras

En el siglo XVII, la Villa de Mazo no contaba con manantiales de importancia para el abasto público.
La única fuente conocida por entonces era el manantial del pico de Nikiomo, pero solo las clases más pudientes podían hacer acopio de este lugar.
Existían en toda la isla aljibes de TEA de grandes dimensiones donde se almacenaba el agua potable, Gaspar Fructuoso escribió que los médicos que visitaban la isla, se asombraban de la calidad de sus aguas y que los Palmeros eran personas sanas gracias a esta.
Para evitar la penuria de los vecinos más pobres, el obispo Martinez de La Plaza ordenó en 1789 la construcción de aljibes, charcas y pozos en todo le municipio de Mazo.
Una de las fuentes naturales más apreciadas es la Fuente de Las Goteras en La Salemera (hoy olvidada a su suerte). Estas aguas eran transportadas en barricas de madera por medio de mulas y gracias a ella, el municipio de Mazo prosperó. En 1837 Mazo se independiza de Fuencaliente y La Palma contó con el cantón número 13.

AMAKUNA

En pleno siglo XV, recién conquistadas todas las Canarias y el nuevo mundo, La isla de La Palma contaba con el tercer puerto más importante del mundo.
Esto hacía que grandes fortunas se instalaran en la isla o tocaran tierra antes de atravesar el océano Atlántico en busca del oro.
Aquellos osados marineros, no solo desembarcaban en la isla por alimentos y agua, si no también en busca del mayor secreto guardado por los aborígenes, un hongo que solo crece en las islas de mayor relieve y bañadas por los alisios, ese hongo era conocido como AMAKUNA.
Cuenta la historia, que los aborígenes Awara (La Palma) y Guanches (Tenerife), custodiaban este hongo como si su vida dependiera de ella, incluso, era una herencia que pasaba de padres a hijos.
La Amakuna es un pequeño “champiñón” que crece en las zonas más húmedas de la isla de color blanquecino y en la actualidad es utilizado por las mayores farmacéuticas del mundo, es una seta psicotrópica.

Aquellos capitanes y terratenientes recogían en las islas esa seta con el fin de drogar a los soldados y marineros en la larga travesía y una vez en tierra les diera el valor de luchar contra los indios americanos para acceder al apreciado oro.
Fue tan popularmente conocida, que los reyes Católicos Fernando e Isabel aprobaron un decreto permitiendo su uso.
En la actualidad, esta seta está catalogada como peligrosa.
Fotografía solo ejemplo, no es la original.

Casino de Los Llanos de Aridane

En 1905, un grupo de jóvenes de Los LLanos de Aridane, se reúnen con el único fin de crear una sociedad cultural, compartir charlas y conocimientos generales. Tras muchos avatares, el 24 de junio de 1906 se funda el Casino siendo su primer presidente el Teniente de Infantería don Mariano Ferrer Bravo. El 19 de abril del 2007, la Casa Real le concede el título de Real Sociedad de Instrucción y Recreo de Los LLanos de Aridane.

En 1905, un grupo de jóvenes de Los LLanos de Aridane, se reúnen con el único fin de crear una sociedad cultural, compartir charlas y conocimientos generales.
Tras muchos avatares, el 24 de junio de 1906 se funda el Casino siendo su primer presidente el Teniente de Infantería don Mariano Ferrer Bravo.
El 19 de abril del 2007, la Casa Real le concede el título de Real Sociedad de Instrucción y Recreo de Los LLanos de Aridane.

1906
1906

Cementerio de San Blas – Villa de Mazo

Cementerio de San Blas - Villa de Mazo

Cementerio de San Blas – Villa de Mazo.
El 3 de abril de 1787, Carlos III por real orden prohíbe el enterramiento en el interior de las iglesias por higiene pública ordenando que estuvieran alejados de sitios poblados.
La economía en La Palma, basada casi en su totalidad por la agricultura, atravesaba momentos muy difíciles y los ayuntamientos no podían costear terrenos para la construcción de campos santos.

Fue la iglesia la que cedió los terrenos para su construcción y trasmuchas inquietudes políticas, es inaugurado a finales de 1863.

En 1917, vivía en el municipio un súbdito inglés el cual agonizaba y el entonces alcalde don Isidoro Toledo, preocupado de donde darle entierro escribió al Gobierno Civil recibiendo respuesta inmediata..”Denle entierro donde fuera y que se valle la tumba hasta que pueda ser trasladado dentro de algunos años al cementerio de San Blas que por entonces amenazaba ruina. Esta tumba aún existe a la derecha de la puerta principal.

Debido al aumento de población, en 1960 se construye el cementerio de Tigalate.